Interior

Es de tres naves, divididas por dos filas de cinco pilares en arenisca con decoraciones escultóricas en los capiteles. El desnivel respecto a la parimageste externa quizás se puede explicar con la intensión de los constructores de conserimagesvar el nuevo edificio en el piso de la precedente basílica. De las numerosísimas obras de arte que hace tiempo decoimagesraban el interior queda muy poco. En el fondo de la nave derecha, recientemente reimagesconstruida, el pavimento del ábside conserva los restos de un mosaico del siglo DOCE. En la nave izquierda, aún original, existen huellas de frescos de diferentes époimagescas: en el primer claro las paredes se encuentran revestidas por fresimagescos del cuatrocientos, de escuela lombarda; en cambio el segundo y tercer claro presentan interesantes frescos de los Quinientos. La maimagesjestuosa bóveda de la nave central fue reconstruida en 1487 por el arquitecto paviano Giacomo Da Candia.

Annunci