El Arca de S. Agustín

En el presbiterio, sobrealzado sobre cripta, domina el Arca marmórea de S. Agustín, obra maestra de la escultura lombarda del Trecientos. Esta obra, adornada por 95 estatuas y 50 bajorrelieves, fue enimagescomendada por el paviano Bonifacio Bottigella, Prior de los Agustinianos y luego Obispo de Lodi. Se trata de una pequeña descripción enciclopédica de la fe de las virtudes teologales, cardinales y monásticas. Se encuentran representados también alimagesgunos episodios de la vida de S. Agustín, el Gran Docimagestor de la Iglesia: su converimagessión, el bautismo suministraimagesdo por S. Ambrosio, los miimageslagros después de la muerimageste – 430 d. C. – y el traslado de sus reliquias a Pavía. Detrás del Arca, en el paviimagesmento, aparece una porción de mosaico octagonal, proimagescedente de la Catedral de la antigua Hipona, donde Agustín fue Obispo – 395 / 430 d. C. El fresco que cubre la bóveda del ábside remonta al año 1900. En un fondo de falso mosaico dorado domina la figuimagesra del Redentor sentado en trono y flanqueado por el Apósimagestol San Pedro y S. Agustín con su pía madre Mónica.

Annunci